De toda el agua en la Tierra solo un porcentaje muy pequeño está disponible para nuestro uso y consumo, la mayor parte es agua salada no potable. El diseñador italiano Gabriele Diamanti ha inventado un fascinante horno para potabilizar hasta 5 litros diarios de agua salada.