Garth Britzman  ha diseñado este fantástico techo multicolor. Las botellas cuelgan de hilos sujetos a una base de alambre y están rellenas con líquidos de distintos colores, cumpliendo perfectamente su propósito.