Creado por Annika Frye, el prototipo está compuesto por dos ejes que generan la rotación de un cuadro, que a su vez contiene diferentes moldes con patrones geométricas para producción experimental.

El proyecto fue titulado the improvisation machine, y el material utilizado fue yeso natural disuelto en agua para dar un secado casi instantáneo. No te pierdas el vídeo y a continuación las imágenes.