Actualmente toneladas de botellas de plástico acaban en ríos que desembocan en el océano Pacífico, donde la acumulación las últimas décadas ha formado una inmensa isla conocida como el “séptimo continente”. En la actualidad la superficie de esta ‘isla de plástico’ ocupa un territorio más extenso que el de muchos países, como por ejemplo Italia o España.

Los colores, los materiales y motivos empleados en la creación de estas fabulosas lámparas, reflejan las tradiciones culturales y el valor humano de las artesanas colombianas, que bajo el anonimato y con sentido común, nos dan un mensaje imprescindible a la hora de crear.