Se trata de Happy Eggs, un embalaje orgánico sumamente simple y saludable. Una creación artesanal de la diseñadora polaca Maja Szczypek, que valiéndose de materiales orgánicos, principalmente de heno, ha moldeado estos originales envases para huevos.

“La idea es crear embalajes artesanales de bajo costo, y que permitan conservar la calidad y la frescura de los huevos. Happy Eggs es un producto orgánico y de fácil producción, ya que solo se necesita heno y una prensa”, comenta Maja Szczypek.

Pues estamos ante una solución muy simple para reemplazar el plástico en la conservación de alimentos frescos. Ni más ni menos que envases orgánicos para conservar la calidad y la frescura de los alimentos.

Las gallinas han sido la clave en la creación de este packaging, nadie mejor que ellas para salvaguardar sus huevos entre la paja. Una gran idea basada en mucha observación, quién iba a imaginar fabricar envases de huevos con balas de paja.  A continuación descubre las imágenes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.