El artista francés Benedetto Bufalino nos preseta su nueva reaparición. Es habitual que nos sorprenda con sus instalaciones urbanas, valiéndose del humor y en espacios públicos, y con performances que reflejan la cultura contemporánea del consumo.

Esta vez el núcleo de la cuestión se sitúa en una granja. Su nuevo proyecto titulado La Voiture de Police Poulailler, se trata de un coche de policía francés de 1970, transformado en un estupendo gallinero para retratar la cultura universal del “ladrón de gallinas”.

Aunque el vehículo  fue desmantelado casi por completo en su interior, aún conserva algunos elementos como el volante y el embrague, mientras que en el exterior mantiene todos los accesorios originales.

Una obra singular de un artista callejero con muchas calles recorridas, que puede ser interpretada como un objeto escultórico o una pieza funcional.  A continuación descubre las imágenes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.