Capaz de encontrar espontaneidad y miles de detalles en cada uno de los instantes, el talentoso fotógrafo uruguayo Mauro Martella inauguró el pasado mes de diciembre su nueva muestra denominada “Bisiesto“, instalación que incluye 366 imágenes que retratan el devenir cotidiano del año 2012 y que ponen de manifiesto toda su sutileza y creatividad artística.

Empezando por Trinidad, una pequeña ciudad del interior de Uruguay, Martella fue desandando una nueva aventura y logró desplegar a lo largo del camino un amplio abanico de sentidos e intuiciones que lo llevó a capturar lo impredecible y fugaz de cada momento, acompañado solamente por su fiel e inseparable cámara compacta: una humilde pero generosa Canon PowerShot A1000.

La hoja de ruta fue memorable tanto por intensidad como extensión e incluyó, entre tantos otros lugares y artistas, increíbles paisajes del departamento de Flores, el popular Parque Rodó y la histórica Ciudad Vieja de la entrañable Montevideo, la sencillez de músicos como Ana Prada o Martina Gadea, y el enorme Río de La Plata con su ya tradicional Rambla.

El resultado de todo aquello fue finalmente materializado en “Bisiesto”, una imperdible obra que recrea tanto lo minúsculo y lo imperceptible como la belleza primitiva de la naturaleza y toda su inmensidad.

La exposición se podrá visitar hasta el 28 de febrero en La Lupa Libros, Bacacay 1318 bis, Montevideo.

Por Lucas Benjamin