Mimetizando el espíritu del hombre con la vida animal, la artista visual de origen húngaro Flora Borsi dio vida a Animeyed, una magnífica serie fotográfica que crea una curiosa relación surrealista entre ambas especies.

En una impecable combinación estética de iluminación, maquillaje y colores, los autorretratos muestran un juego visual de una mujer con seis criaturas diferentes: un pez globo, un gato, una paloma, un pez dorado, una serpiente y un conejo.

Mientras ella posa estoica mirando directamente a la cámara, se va asomando el perfil de los animales, creando una ilusión óptica donde cada uno se va convirtiendo en humano y viceversa. El híbrido resulta fascinante, invitando a identificar y reconocer las semejanzas entre lo humano y animal.