El arte de la música no sólo se evidencia en las diversas notas que se perciben a través del oído, sino también en la fina arquitectura y diseño de los instrumentos que dan vida a las composiciones más emblemáticas. Especialmente las guitarras, suelen ser armadas con finísimos materiales que terminan revelando melodiosas tonadas a la audiencia.

Ya sea un músico profesional o un guitarrista aficionado, mantener esta obra de arte protegida resulta imprescindible. Existe una manera sencilla de realizar una base para guitarras, además de resultar una iniciativa muy creativa, para así resguardar el preciado instrumento.

Para ello, será necesario primero tomar la pieza de madera y hacer un molde sobre ella, considerando el tamaño de la guitarra que se quiere exhibir. Luego se deberá realizar el corte de la madera empezando por los agujeros del centro. Paso siguiente, se deberán cortar el resto de los bordes y lijar delicadamente las esquinas para quitar los excesos desiguales, mientras que por último nos restará entrecruzar las piezas para armar la tan esperada base para guitarras.