A partir de miles de cartuchos de bolígrafos desechables, un joven artista proveniente de la India ha recreado los monumentos más emblemáticos del mundo en versión miniatura. Cuidando todos los detalles y distintivos en cada una de las construcciones, Sreenivasulu.M.R levanta las estructuras sobre pequeños trozos de cartón que sirven de soporte para los finos cilindros plásticos.

Todo comenzó como una idea para reciclar las decenas de tintas de bolígrafos que eran descartados por sus compañeros en la universidad, cuando Sreenivasulu tuvo la gran idea de emplearlos como materia prima de su proyecto. Así, ha logrado replicar hasta la fecha el Big Ben, el Taj Mahal, la Torre Eiffel, la Aguja Espacial, el Puente de la Bahía de Sydney, el Charminar de India, entre otros.

Su aspiración es construir todos los grandes monumentos del mundo empleando el mismo material, y así continuar con su iniciativa ecológica a través del arte.