Inspirada en el inicio de la primavera, la artista de origen británico Rebecca Louise Law ideó un jardín suspendido en el techo de un reconocido centro comercial en Berlín. Combinando más de 30,000 tipos de flores y plantas, los coloridos guindalejos completan un área de aproximadamente 144 m2, dejando una atmósfera silvestre y natural sobre los visitantes.

La estructura muestra los típicos elementos que han caracterizado las muestras de Louis alrededor del mundo: piedras, flores, tallos y ramas, todo con la intención de mimetizar lo humano con lo natural.

Esta instalación es la primera que realiza Rebecca en suelos germanos y estará exhibida hasta los primeros días de mayo.