El diseñador de Estonia, Eiko Ojala, trae una fantástica compilación donde la profundidad, las luces y la diversidad de colores protagonizan las más increíbles creaciones. A partir de trozos de papel cortados e interpuestos cuidadosamente, el artista logra un juego de sombras que luego interviene a nivel digital, incorporándoles pequeños detalles ilustrados o fotografías propias para darle realismo a sus diseños.

Las obras, que a menudo parecen un truco óptico, muestran variadas texturas entre cada una de sus capas, lo que les da ese interesante efecto visual y minimalista.

Aunque la mayoría de sus montajes tienen que ver creaciones abstractas, algunas de ellas ocultan fuertes críticas sociales así como denuncias de problemáticas mundiales.