El artista suizo Ugo Rondinone expone en el desierto de Nevada, cerca de Las Vegas una escultura de rocas titulada “Siete montañas mágicas”. La obra fue presentada en mayo de 2016 y y estará expuesta hasta el mismo mes de 2018, sí, dos años. Se trata de 7 tótems de tamaño humano formadas por rocas pintadas con colores vibrantes. Cada pieza mide alrededor de 10 metros de altura. Esta mezcla entre lo natural y lo artificial del simbolismo ancestral, según el propio artista reconoce que “las torres simbolizan el vínculo entre el hombre y la naturaleza”.