Con diseño minimalista y elegante, el estudio Poetic Lab ubicado en Londres, creó un reloj de pared que se muestra como una delicada escultura, cambiando su forma con el pasar de las horas. Combinando finos trozos de metal abrillantado y piezas mate, las manecillas recrean diversas formas geométricas, las cuales se van transformando con el juego de sombras y movimiento a medida que van transcurriendo los segundos.

El artefacto, bautizado “Silo Clock”, fue diseñado pensando en traer una propuesta original y creativa, que no sólo fuera funcional, sino que sirviera como una perfecta obra arte para complementar los espacios más refinados.

Poetic Lab es un estudio de diseño fundado en 2013 por el taiwanés Hanhsi Chen y se caracteriza por crear objetos poco convencionales bajo un pensamiento artístico que roza con la poesía. Desde su creación, el estudio ha sido galardonado con diversos reconocimientos de diseño y decoración, especialmente por la creación de esculturas funcionales.