Un grupo de estudiantes de la Universidad Técnica de Munich ha logrado crear un prototipo de coche eléctrico, bautizado TUfast eLi14, capaz de recorrer grandes distancias, empleando muy poca energía y con mínimo impacto en el medio ambiente.

El modelo permite albergar a un conductor en posición horizontal, pesa solo 23 kilogramos y cuenta con una carrocería aerodinámica de fibra de carbono, que le otorga mayor velocidad en la pista. Gran parte de la energía que emplea el vehículo es obtenida a través del viento, lo que permite reducir el uso de combustibles fósiles y disminuir la contaminación ocasionada a partir de la extracción del petróleo y el carbón.

El desarrollo de TUfast eLi14 se logró con el apoyo de la compañía automotriz Audi, la cual perfeccionó, junto a los estudiantes, la eficiencia del prototipo, consiguiendo un consumo de 0,009 litros de gasolina cada 100 km. Esta hazaña los hizo acreedores del Record Guinness como el auto más eficiente del mundo, para el mes de julio 2016.