Inspirados en el arte japonés del plegado de papel, Hugo y Teresa fundaron su marca OWL Paperlamps durante 2016 en Lisboa, Portugal, recreando diversas figuras del ámbito salvaje a partir de la técnica origami. Las criaturas, hechas en tamaño real, pueden convertirse en luminosas decoraciones para el hogar u oficina, trayendo a la vida pingüinos, búhos, loros y tortugas.

Lo novedoso de este proyecto no solo radica en su propuesta estética y utilitaria, sino que invita a los compradores a armar su propio modelo, entregándoles los trozos de papel así como un instructivo de armado, al momento de realizar la compra en las plataformas virtuales Etsy y DeWanda.