A partir de una novedosa idea de la actriz y activista ambiental Joanna Lumley, y con el objetivo de convertir a la capital británica en una ciudad más verde, el estudio de arquitectura londinense Heatherwick Studio llevará a cabo la construcción del Garden Bridge. La estructura tendrá una extensión de más de 6.000 metros cuadrados que atravesarán el Río Támesis y estará cubierta de gran diversidad de plantas provenientes de Europa y otros continentes.

El puente permitirá incrementar la conexión entre la zona norte y sur de Londres, las cuales hasta ahora, han permanecido aisladas e independientes. La ruta plantea un nuevo tipo de espacio público en la ciudad, otorgando a los visitantes y locales toda una nueva panorámica del río y la urbe, mientras disfrutan de los hermosos jardines. El acceso al pasadizo estará habilitado desde las 6 am hasta la media noche y podrá ser transitado únicamente por peatones.

Aunque el concepto del proyecto se encuentra prácticamente terminado, existe un fuerte debate sobre los costos que acarrearía esta construcción, lo que podría retrasar la inauguración.